Siempre hay tiempo para leer.

Fuente: fomentoalalectura.wordpress.com