Ejercicio 015: El ojo de la cerradura

Como creo que ya he comentado en algún post, hay una característica que considero fundamental para cualquier persona que quiera dedicarse a contar historias: la curiosidad. Un escritor no sólo es esa persona que disfruta de la escritura; también es alguien que siente interés por materias muy diversas y a quien, además, le encanta observar.

Partiendo precisamente de esa curiosidad, se me ha ocurrido un interesante disparador para el comienzo de un relato y lo he utilizado para crear un nuevo ejercicio de escritura, de manera que también podáis utilizarlo vosotros, a ver qué se os ocurre.

El ejercicio consiste en tomar como arranque la frase “Miró por el ojo de la cerradura”, y luego responder a una serie de preguntas:

1. ¿Quién miró por el ojo de la cerradura?

En mi caso, yo usé “El escritor miró por el ojo de la cerradura” para comenzar a escribir, pero podría ser una escritora, un bombero, un fantasma, una cocinera, un niño… El primer personaje que se te ocurra y que te resulte sugerente para una historia.

2. ¿Por qué miró por el ojo de la cerradura?

Una vez sepas quién está fisgando a través de la puerta, analiza los motivos que le llevan a hacerlo.

3. ¿Qué es lo que vió?

Por supuesto, lo siguiente que hay que plantearse es lo que ve dicho personaje al mirar por el agujero de la cerradura.

Una vez hayas respondido a todas las preguntas, puedes seguir dando forma a la historia y crear un texto comenzando con la frase “Miró por el agujero de la cerradura…”

A continuación, como siempre, os dejo la ficha descargable del ejercicio. Espero que os sirva de inspiración y ¡feliz lunes!

378399_275046272555782_426065684_nDescargas:

Ficha | Ejercicio número 0015

Leave a Reply